Existen varias definiciones pero quizás la más exacta sea la de la Comisión de especialización en Farmacia Clínica de Estados Unidos, ya que este país es el origen de la misma:

La farmacia clínica es una especialidad de las Ciencias de la Salud, cuya responsabilidad es asegurar la utilización segura y adecuada de medicamentos en pacientes, a través de la aplicación de funciones y conocimientos especializados en la atención al paciente, y que necesita formación especializada y/o aprendizaje estructurado. Esto requiere el razonamiento en la recogida e interpretación de los datos, la implicación específica del paciente e interacciones interprofesionales directas.

Son funciones de la farmacia clínica:

La evolución de la Farmacia Clínica, sobre todo en la Farmacia Hospitalaria, ha llevado a la superespecialización en la misma. Son funciones especializadas de la Farmacia Clínica las siguientes: